Transmarina

Historia


El germen originario del grupo español comienza su andadura en Latinoamérica a través de diversos negocios inmobiliarios en la República Dominicana y, posteriormente, en Venezuela. Es precisamente en Venezuela donde se asocia con el grupo de empresas venezolanas con el que se configura el Grupo Transmarina en Latinoamérica. Comienza de esta forma la importación de productos españoles del sector de la alimentación, fuertemente demandados por el consumidor venezolano; Aunque sin olvidar nuestras raíces en la Construcción y promoción inmobiliaria, así­ como la producción y envasado de Aceites Alimenticios. Ya en los últimos años, estamos introduciendo con razonable crecimiento, productos de otros sectores del consumo.

Ha sido en una etapa más reciente cuando, respondiendo a una evidente demanda y oportunidad de venta, se incorporan accesorios electrónicos, complementos de móviles y otros artículos de electrónica de consumo.

Esta historia, evidentemente, está cambiando casi al tiempo que se escriben estas líneas. Sin precipitaciones, pero respondiendo a la velocidad de la demanda, en este momento en Transmarina hemos completado la creación de empresas conjuntas que están permitiendo abrir canales de distribución desde centros de logística en Panamá y desde allí­ se distribuirá a otros países de Latinoamérica e Islas del Caribe.

Es la propia configuración del conjunto de negocios, y el conocimiento profundo del mercado de Aceites en España, lo que promueve y facilita la implantación de cinco plantas de envasado de aceite de oliva, una en Venezuela, otra en Isla Margarita, en la Republica Dominicana, EEUU y México. Así como otras dos plantas adicionales en Sao Paulo (Brasil) y en Cartagena de Indias (Colombia). Todas ellas, de similares características y con una capacidad de producción superior a los Veinte millones (20.000.000) de litros al año.

Misión, Visión y Valores


Es probable que para muchas compañías resulte complicado expresar cuál es su misión. Sin embargo, para Transmarina, nuestra misión está bien definida: comprar, producir, adquirir y transportar productos a precios competitivos en algunos lugares del mundo y vender, distribuir y facilitar estos mismos productos en otros lugares y países del mundo.

Transmarina vende, en realidad, el conocimiento de los productos de cada una de las marcas que representa y distribuye, acompañado de un experto conocimiento de cada uno de los mercados tanto de origen como de destino.

Sin embargo, estos dos parámetros principales pueden ser insuficientes para completar la cadena de valor que aportamos a nuestros clientes y a nuestros socios. Hablamos también de los diferenciales que obtenemos y transmitimos en cada proceso de logística, transporte y agregación de pedidos. Las mermas o beneficios que se pueden obtener adicionalmente van a depender en gran medida de la capacidad de negociación del operador, el grado de cercanía a los productores, la fortaleza de las alianzas y, cómo no, de la cualificación de nuestro equipo humano.

Son éstas las claves que vamos a desarrollar en esta WEB, con la que pretendemos abrir una ventana de comunicación que presente una idea veraz y completa de nuestra actividad, nuestros productos y líneas de negocio, y de la calidad de nuestro servicio.

"Somos un grupo empresarial dedicado a la manufactura, importación, exportación, distribución y comercialización de productos de calidad, con participaciones importantes en los principales mercados de consumo del mundo, que en conjunto con la tecnología, innovación, aliados estratégicos y nuestro equipo altamente capacitado, satisfacemos las exigencias y expectativas de nuestros clientes"

-Nuestra Visión, es ser un holding empresarial líder, reconocido y distinguido en el comercio internacional, por nuestro amplio catálogo de productos y proveedores de alta calidad, colocándonos en una situación competitiva y privilegiada en el mercado mundial; logrando así­ el máximo nivel de satisfacción de nuestros clientes.

-Entre nuestros valores, podemos destacar:

Logística y Distribución Local


Parte de la cadena de valor de Transmarina está basada en el círculo completo operacional y logístico , que comienza en el proveedor de origen y acaba en el lineal del supermercado, en la tienda del segmento Premium o en el Duty Free de un aeropuerto internacional.

Nos referimos, como puede ser de otra manera, a las propias cadenas de distribución, almacenaje y logística que poseen nuestros socios locales o que se desarrolla en instalaciones propias que Transmarina mantiene en diversos países. Es la capacidad de llegar hasta el minorista o cadena de alimentación a través de los distribuidores, de probada fiabilidad, en cada uno de los países donde nos situamos.

En nuestro negocio son tan importantes los parámetros de calidad y precio acordados, como los tiempos de entrega estimados y la capacidad de respuesta ante situaciones adversas como eventuales deterioros de la mercancía, incidencias en la entrega o cualquier otro suceso que requieran de la reactividad de Transmarina dentro del circulo operacional y logístico.

Evolución: Nacimiento, Crecimiento y Consolidación


El nacimiento de Transmarina viene dado por la necesidad que, como casi siempre en el mundo empresarial, surge ante la visión de un nicho de negocio lo suficientemente atractivo o desatendido como para atraer la mirada y el interés de profesionales emprendedores.

El extraordinario potencial de la industria agroalimentaria en Andalucía y en España, contrastaba con una no proporcional presencia de los productos mundialmente conocidos como el jamón ibérico o tan emblemático como el aceite de oliva virgen extra.

En Transmarina queremos creer que somos un poco protagonistas de este cambio que ni mucho menos acaba aquí­. Todos los datos indican que los mercados de destino de estos productos no están cercanos a su estabilización o madurez de la demanda.

Es por lo tanto un terreno propicio que se sembró en el año 2009, cuando se iniciaron nuestras primeras operaciones, sobre todo mediante pedidos consolidados en contenedores, fueron los primeros meses de trabajo los que no vinieron a confirmar que era mucho el trabajo por hacer, muchos eran los clientes en el mundo los que demandaban más y mejores productos, y muchas las operaciones en las que nuestra firma podía aportar todo un "know how" un saber hacer razonable, seguro y solvente.

La incorporación de la sede corporativa de Transmarina realizó su expansión con plena capacidad en Venezuela, con una excelende valoración inplementando en Veracrúz - México su gran planta envasadora de aceite de oliva con productos de elevada aceptación, da cumplimiento a una de las estrategias que va a continuar desarrollando nuestra empresa en el proceso ordenado de nacimiento-crecimiento-consolidación. Hablamos de la necesidad de diferenciarnos en base a la presencia, la cercanía y el conocimiento del mercado.

De ahí­ que unir nuestras fuerzas a un experto equipo ya existente en este país, era la mejor manera de apuntalar definitivamente nuestra presencia­, y desde luego preparar de una manera más fiable el asalto a otros mercados vecinos. Estábamos, a todas luces recorriendo el camino de la consolidación que precede a un nuevo movimiento.

"Sin embargo, y a pesar de lo que solemos decir, lo difícil no fue comenzar, si no dar respuesta adecuada a la demanda que nuestra oferta estaba generando. Teníamos que evitar a toda costa defraudar las expectativas. No hay otro camino que el de consolidar cada paso que damos: aún a costa de avanzar más despacio"